Inicio
Información
FORENSE
PSICOTERAPIA
Prevención
Enlaces interesantes
Noticias
Horas de consulta
Responsable
Contacto
Como llegar
Mapa del sitio

Recomendaciones para prevenir el uso problemático del acceso a Internet en menores

¿Qué puede considerarse “uso problemático” de Internet?: puede deberse a un abuso (uso excesivo), un mal uso (utilización no adecuada o que implique perjuicios), no es necesario que implique adicción pero sí efectos negativos sobre la persona o sobre su entorno.

Internet, aun siendo una herramienta de gran utilidad, imprescindible en muchos casos en la actualidad, puede suponer un especial riesgo para los menores:

  • Puede facilitar el contacto con personas peligrosas
  • La mayoría desconocen el alcance de sus actos por Internet (facilitar datos personales o familiares)
  • En ocasiones propician el descuido de sus obligaciones escolares
  • Internet es una ventana abierta al mundo, puede suponer un acceso a contenidos nocivos para menores en desarrollo.

 Para prevenir y detectar posibles problemas derivados de un uso incorrecto de la red, es útil prestar atención a determinadas conductas:

  1. Necesidad de aumentar progresivamente el tiempo de conexión
  2. Cambios importantes en los hábitos de vida y/o evitación de otras actividades
  3. Descuido de la salud: Disminución de la actividad física. Un exceso de horas frente al ordenador puede afectar también al sueño y/o alimentación
  4. Abandono o cada vez menos dedicación las obligaciones personales (tareas domesticas, deberes escolares), la familia y amigos.
  5. Detectar síntomas de abstinencia (malestar) cuando no está conectado o se le pide que lo deje, como irritabilidad, agresividad, inquietud.
  6. Ocupar gran parte de su tiempo en actividades relacionadas

 ¿Y nosotros qué podemos hacer? Existen algunas estrategias de prevención que podemos llevar a cabo desde el entorno familiar. A continuación te mostramos algunas  recomendaciones para padres en la red

  • Intente aprender el funcionamiento básico de los ordenadores e Internet, no solo le será de ayuda para su propio uso, también le facilitará la detección de posibles usos indebidos.  
  • Sepa siempre lo que sus hijos están haciendo en el ordenador, para ello es recomendable que el ordenador con conexión esté en un lugar con gente, no sólo en su habitación. 
  • Vigilar el tiempo que esta conectado (horarios y límites). La percepción del tiempo delante de una pantalla es muy variable, no dude en ayudarse de alarmas o avisos para indicar el tiempo que lleva conectado.  
  • Limite el acceso a áreas y contenidos específicos potencialmente dañinos con los programas de protección (filtros, programas de control parental).  
  • Si son pequeños, no es recomendable entrar en los chats o canales de conversación sin estar un adulto presente.  
  • En la medida de lo posible, intente informar a su hijo de los peligros de Internet para que tome precauciones. 
  • Anime a sus hijos a que le comenten la información extraña o amenazadora que encuentren o le sea enviada por Internet. Para facilitar esto, intente reforzar de forma positiva cada vez que su hijo quiera compartir algo de la red con la familia.   
  • En caso de sospecha de que alguien desconocido está tratando de contactar con su hijo, puede ser necesario leer los mensajes que reciban sus hijos de desconocidos. Para ello es recomendable tener una lista de las direcciones de correo de los amigos de sus hijos para no leerlas y de así no vulnerar innecesariamente su intimidad.
  • No permita que sus hijos queden nunca con alguien que han conocido por Internet, si es necesario, sea usted el intermediario para concertar el encuentro y asegurarse de su identidad e intenciones. 

 

Top